Resintonicémonos!

por | 10 Nov 2011 | Blog

De alguna manera, somos entrenados en lo cognitivo, es decir, en exprimir la mente para encontrar las acciones nutricias a realizar. Sin embargo, en muchas ocasiones esas determinaciones nos llevan a ejecutar movimientos que nos alejan de la satisfacción personal (o la motivación) y nos acercan a esas cosas que se esperan de nosotros y que tenemos y debemos hacer (entrando en una resignación).

El problema de ejecutar teniendo en cuenta únicamente la mente, el pensamiento o la razón es que a la que no consigamos resolver alguna encrucijada, aparecen sensaciones tan desagradables que o bien decidimos olvidarnos de nuestro mundo sensitivo o seguimos pensando e ideando para encontrar una correcta solución.

Con lo cual, ya tenemos los quebraderos de cabeza típicos e incómodos que impiden alcanzar la tan preciada tranquilidad.

Sin embargo, poner atención primero en lo sensitivo es realmente una transgresión humana, abandonamos lo «seguro» y entramos en un desafío interno donde nos entregamos a encontrar lo que realmente necesitamos, alejándonos de lo estrictamente conveniente y socialmente aceptable.

Entrar en lo sensitivo, desde una vivencia «insegura» e «indeterminada» permite estudiar las sensaciones y la ejecución de aquello que nos dirige a estados de tranquilidad, básicos para una adecuada salud psicológica.

Todo ello es un proceso y existe una minuciosa metodología que aplicándola obtenemos mayores grados de tranquilidad y serenidad.

Imaginaros descansando en la vida y apreciándola tal y como es. Ya desaparecen los pensamientos negativos que atormentan la presencia en la vida y que impiden que contemplemos la magnitud de la realidad.

Si atendemos las sensaciones y aprendemos una metodología que ayude a descifrar el significado de las emociones, las necesidades que esconden y los mecanismos que se tienen, conseguiremos ejecutar lo que realmente nos hace sentir feliz.

Por suerte, cada vez más se inicia este proceso en las escuelas gracias a la Educación Libre. Si los niños y niñas aprenden desde pequeños estamos configurando con ello entornos donde viva la tranquilidad y se generen valores más amorosos que los que existen hoy en día

En nosotros es más complejo porque sólo nos enseñaron desde la razón. No es casualidad haber llegado a esta crisis y a esta crispación. Sin embargo, aún estamos a tiempo. Resintonicémonos! Adelante!

El autor/La autora

Miguel Martín

Llevo 15 años acompañando a personas y organizaciones en procesos de transformación y empoderamiento. He trabajado en estrecha relación con proyectos ligados al desarrollo social. Como director de Formaser, mi propósito es ayudar a construir espacios sostenibles de bienestar en el campo profesional.

Entradas que también te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.