El contacto emocional

por | 15 Jun 2012 | Blog

Es importante darse cuenta de lo fijados que andamos los seres humanos en la cabeza, normalmente cuando preguntamos a alguien donde siente lo que siente señala ahí.

En la ella hay mucho pensamiento y la velocidad a la que está sometida es realmente asombrosa. Difícilmente este bucle de información va a facilitar la fijación hacia otros lugares del cuerpo.

Muchas disciplinas emocionales y corporales señalan la respiración para resolver esta dificultad.

Atender la respiración, ampliando el diafragma y bajando el aire al estómago, ayuda a percibir sensaciones que ocurren en las diferentes partes del cuerpo donde se sitúan: cuello, pecho, diafragma, estómago y bajo vientre.

El primer problema que nos encontramos al descender hacia el mundo de las sensaciones es la incomprensión ante sus propios movimientos, ya que el intelecto, la mente racional, no consigue captar el lenguaje que mueven y vuelve a llevar la atención a la cabeza.

Desde luego, si realmente el lenguaje racional consiguiera comprender el lenguaje emocional no habría problema.

La configuración de este desequilibrio se debe a la educación que hasta ahora las personas hemos tenido, que ha tenido como objetivo el aprender y el producir y no el sentir y el atender todo cuanto ocurre en el cuerpo.

Para llegar a un bienestar emocional y, por tanto, a un bienestar psicológico es preciso empezar a percibir las sensaciones y captar sus movimientos.

Al entrar en contacto con ellas se va logrando progresivamente comprenderlas y se empieza a atender toda aquello que desprenden.

Es importante señalar que las sensaciones son inofensivas, su única misión consiste en alcanzar un estado de reposo interno que permite contactar con lo demás en armonía.

La principal dificultad es que al entrar a observar las sensaciones todo parece un caos desordenado, para ello los seres humanos las hemos agrupado en lo que llamamos emociones. Ya hay camino, todo esto no es nuevo.

El proceso de aprendizaje y descubrimiento tiene etapas y hay disciplinas que han descubierto vías de acceso rápidas y directas.

Clica aquí para obtener más información

El autor/La autora

Miguel Martín

Llevo 15 años acompañando a personas y organizaciones en procesos de transformación y empoderamiento. He trabajado en estrecha relación con proyectos ligados al desarrollo social. Como director de Formaser, mi propósito es ayudar a construir espacios sostenibles de bienestar en el campo profesional.

Entradas que también te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.