Cuando hablamos de terapia con caballos, es común que lo primero que nos venga a la mente sean personas acercándose a los equinos para acariciarlos, abrazarlos y compartir momentos de ternura, cuidados y cariño.

Aunque este tipo de terapia ofrece beneficios innegables -especialmente en casos de niños y jóvenes con trastornos del espectro autista u otras patologías severas-, lo cierto es que el contacto con caballos criados en libertad ofrece posibilidades terapéuticas y de desarrollo muy amplias y también muy distintas.

Esto es así porque los caballos que viven en manada son los mamíferos más adecuados para el trabajo terapéutico con seres humanos.

Pero ¿por qué?

Los equinos comparten con nosotros los “cerebros” límbico y reptiliano, es decir, los centros emocional e instintivo. Sin embargo, a diferencia de los seres humanos, no cuentan con cerebro “racional” (neo córtex): son plenamente emocionales y sensitivos. Además, su configuración natural en manada se asemeja a las agrupaciones humanas, como la familia. Esto los hace ideales para actuar como espejo de la propia conducta

Todo ello hace que convivir con caballos criados en libertad ofrezca una oportunidad única de conectar con lo que sentimos de manera natural, dejando atrás interferencias de nuestro día a día que hacen difícil comprender lo que nos sucede a nivel emocional. Asimismo, observar cómo se comunican los caballos de manera no verbal actúa como una potente metáfora de nuestras propias actuaciones. También nos permite tomar nuevas perspectivas en nuestros asuntos personales.

Con estas premisas en mente y con años de experiencia como terapeutas, Miguel Martín Montalvo, psicólogo y director de Formaser y Jordi Buchaca, equinoterapeuta y director de TRAC, han diseñado su propia metodología de trabajo en inteligencia emocional con caballos.

La metodología está desarrollada en base al conocimiento y la investigación biomédica preexistente y con una clara resonancia sistémica. Se trata de un conocimiento que se amplía gracias al trabajo de campo desarrollado en todas las ediciones precedentes. El rigor y el aval científico son imprescindibles para propiciar un ambiente de trabajo personal seguro y de confianza.

caballos inteligencia emocional

Taller de inteligencia emocional con caballos

Esta propuesta se concreta en el taller de inteligencia emocional con caballos, un fin de semana de taller grupal intensivo que se va organizando de forma periódica. En él, se propone la relación con los equinos desde el respeto y la humildad y con la guía de los dos terapeutas, Miguel y Jordi. Su prioridad es asegurar el buen funcionamiento del grupo y de las intervenciones individuales, velando en todo momento el bienestar y la seguridad de los participantes, tanto física como emocional.

Se plantea en definitiva un ejercicio que permite a los participantes adentrarse en el campo de lo desconocido y contactar con una sensibilidad a la que no están acostumbrados. El objetivo es tomar una nueva perspectiva frente a todo aquello que les ocurre y que a menudo se percibe como conflictivo o irresoluble.

Es ahí donde ocurre algo maravilloso: el encuentro con uno mismo.

El taller se desarrolla en el Mas Tubert, un centro hípico situado entre los dos valles más vírgenes del pirineo catalán, el valle de Bolós y el de Salarsa, en Camprodón. El Mas es el hogar de la manada con la que se trabaja durante todo el fin de semana, que se ha criado y vive en libertad.

La belleza del entorno, el hecho de estar en medio de la montaña sin ruidos y el confort y la cuidada gastronomía del Mas Tubert, situado en la única ZPC (Zona Preferente de Caballos) que existe a día de hoy en Europa, suponen el marco ideal para trabajar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información..

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat
Hola,
¿En que te puedo ayudar?
Powered by