Desde nuestra entrada al mundo laboral, muchos hemos vivido el trabajo como un mal trago doloroso ante el cual no nos queda otra que aprender a sobrevivir.

La realidad es que las empresas pueden ser espacios equilibrados, saludables y felices. Sin embargo, sus miembros y directivos tienen que contar con herramientas y habilidades para lograrlo. Aquí es donde entran en acción las intervenciones sistémicas.

En la imágen se observa unos pies bocarriba que sostienen cinco libros y una copa haciendo equilibrios sobre ellos. Simboliza el equilibrio.

Cada empresa, entidad u organización tiene unos retos concretos y particulares que generan desasosiego. Algunas no consiguen entendimiento entre ciertos departamentos, otras pierden clientes, otras no logran retener el talento, otras no han podido superar una pérdida… 

Así, detectamos el síntoma – ese algo concreto que visibiliza el desorden- pero a menudo no logramos descifrar el por qué, ni cómo solucionarlo. Para arrojar luz a la solución y recuperar el equilibrio, se hace necesario aprender a observar la realidad desde una perspectiva distinta y novedosa.

Las intervenciones sistémicas en las organizaciones son ejercicios que nos permiten adquirir esta nueva perspectiva. Esta metodología entiende a las organizaciones como sistemas completos y ofrece herramientas para detectar desórdenes ocultos en dichos sistemas y así resolver problemáticas enquistadas.

¿Quieres aprender más sobre metodología sistémica y cómo aplicarla en la empresa? 

Inscripciones abiertas para la formación 2019-2020 en Intervenciones Sistémicas en Organizaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información..

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Hola,
¿En que te puedo ayudar?
Powered by